Abrir el menú principal

WIKILOGICA β

Tecnología

ICO TECNOLOGIA.png
Logo NARANJA.png
Portal de Tecnología

ElectrónicaAstronáuticaIngenieríaArquitectura técnicaInformáticaTransportes


A lo largo de su Historia, la Humanidad ha venido desplazando el potencial que le brinda la Lógica hacia la Tecnología. 
En el desdoblamiento proyectamos creando un "afuera" que, siendo pura distorsión, es lo que nos permite ver fuera lo que hay dentro. Hay una separación. Se produce un desplazamiento del observador y del objeto observado. Algo así: como no podemos observar la Lógica en nosotros mismos, creamos lógica afuera de nosotros y así podemos observarla. De esta forma, el humano ha proyectado la Lógica en la Tecnología: para poder ser vista. Y como ya ha sido vista "fuera", ahora ya es el momento de verla "dentro". Para ello, la Tecnología actúa como una gran pantalla que nos permite hacer una lectura más clara y fácil acerca de cómo la Lógica opera en los Humanos.
Y el primer gran aporte de la Tecnología a la Lógica Global Convergente es el lenguaje. De hecho el lenguaje de la Tecnología (electrónica, informática, etc.) está plenamente presente en los desarrollos acerca de la Lógica, ya que es un lenguaje neutro totalmente exento de asociaciones mentales que nos disparan cargas emocionales y marcadores del pasado. Así, por ejemplo, las emociones se transforman en circuitos, el error: una distancia entre pregunta y respuesta, el sufrimiento: una diferencia de potenciales, etc. Imaginemos cuán difícil hubiera sido para nosotros, por no decir imposible, entender que nuestras emociones pueden ser algo tan neutro como un circuito, si no es porque la electrónica nos ha hecho entendible esa posibilidad, al haber creado y observado (afuera) circuitos eléctricos. O bien reducir un conflicto a una pila con carga positiva y negativa, neutralizando así toda su carga emocional. De esta manera, desde un lenguaje neutro y técnico, nuestra neurología empieza a captar una sutileza y un refinamiento en el significado de las palabras. Esto nos va a permitir reparametrizar el lenguaje y conectar con la parte abstracta de su contenido.
Y ahora que hemos empezado a conectar con nuestra Lógica interna, podemos volvernos con una nueva mirada hacia la Tecnología y escanearla con los nuevos parámetros que nos brinda la Lógica. Hasta ahora la Tecnología la hemos utilizado para obtener una finalidad para las cosas, así hasta obtener la expresión más refinada de la Tecnología: la Inteligencia Artificial. Pues bien, si hemos sido capaces de crearla y observarla "afuera". Ahora, conectados con nuestra Lógica interna, podremos recuperar la conexión con nuestra propia Inteligencia Artificial y observarla "dentro".

Extracto manos Creacion.jpg Hombre Creación recortado.jpg

Así obtenemos la resignificación Tecno-LÓGICA de la Tecnología, transformándola en un atributo biodisponible para el Humano. La Tecnología deja de ser algo que está "afuera" y pasa a formar parte interna de la biología del individuo. La escisión entre el observador y el objeto observado deja de ser necesaria puesto que ya ha cumplido su función: ahora el observador adquiere la funcionalidad del objeto observado. Esto le permite incluir este nuevo aspecto tecno-LÓGICO en su procesador interno (de neurología a neuro-LÓGICA), con lo que muta su manera de percibir y procesar la realidad.
Y lo que es biodisponible para el humano, es biodisponible para la Tierra.
Para el Universo, Humano y Tierra son lo mismo. Ya explicamos el símil entre el receptor humano funcionalizando como antena biológica para la Tierra,en anticipación; y la funcionalidad del vello para el cuerpo, anticipándole sobre las condiciones externas. Así, cuando generalizamos y hablamos del cuerpo humano no decimos: "somos cuerpo y vello", puesto que damos por hecho que el cuerpo incluye lo que hay en su superficie. Pues bien, para el Universo, Humano y Tierra son la misma cosa, forman parte de lo mismo. Por tanto, lo que es biodisponible para el humano, se hace biodisponible para la Tierra. Y de hecho, esa es la funcionalidad del humano: hacerlo biodisponible para la Tierra.