16/07 - Festividad de la Virgen del Carmen

De WIKILOGICA
Saltar a: navegación, buscar


16-07-2018 Festividad de LA VIR-GEN=77 DEL CAR-MEN (car=vehículo / men= humano).


DE LA ESTRUCTURA MÍSTICA A LA ESTRUCTURA LÓGICA.


Hoy 16-7 se celebra la festividad de la Virgen=77 del Carmen=55. Esta festividad, como estructura lógica, no como mística, me comenzó a interesar cuando en el evento de México me tocó la vacante 167, y pude ver la relación con el día 16-7.


VI-R-GEN: VI una finalidad o propósito (R=19) para el GEN.


El término VIRGEN (referido a la madre de Cristo=88) es una estructura lógica interna que, al ser inconsciente, se ha proyectado hacia afuera, en una adoración compulsiva hacia una figura femenina humanizada y divinizada al mismo tiempo, a la que se rinde culto.


Ya sabemos que todo lo que hacemos y desarrollamos en nuestro mundo concreto es una proyección de estructuras abstractas de las que no somos conscientes. Sin embargo, esas estructuras lógicas, están ahí, en la base de todo, determinando la expresión de nuestra realidad. Al desconocer la estructura lógica de nuestro desdoblamiento, en la que un 7-nada se desdobla en 7-todo, el inconsciente colectivo expresa esa estructura de manera distorsionada, a través de una figura humana-divinizada, de un “cuento” o mito, en donde nos dejamos una proyección de una verdad muy profunda a la que no tenemos acceso: nuestro desdoblamiento negado (o Ma negada), que se transforma en una diosa afuera de nosotros.


Así, el culto a la VIRGEN viene de ese inconsciente colectivo que en lo más profundo de su ser reconoce esa conexión entre un 7 y el otro 7. Y lo denomina, en español con la palabra VIRGEN: VI un propósito (R) para el GEN. El Gen es el género, es la expresión de vida a través de los genes que la conforman. Es decir, 7-nada ve a través del GEN, o expresión de vida (7 todo). Esa es una estructura básica en nosotros.


Pero ¿y la palabra CAR-MEN? La separo porque ahí está la clave. Lo descubrí en México, tras el evento 40. CAR en inglés significa coche, vehículo. Y MEN, hombres. Por lo que podemos deducir que Car-men es el VEHÍCULO HUMANO. ¿No es sorprendente? Virgen=77 . Los dos sietes, 7 nada y 7 todo, se vinculan a través del vehículo humano, a través de CAR-MEN=55. Es decir, a través de la expresión de la REALIDAD=55 que manifiesta el vehículo humano. El humano es, pues, un vehículo para expresar una realidad, el desarrollo de unos potenciales, a través de la cual ambos sietes se pueden vincular.


7-nada puede ver a través de 7-todo. El vehículo humano expresa la realidad, los potenciales que se dan en niveles abstractos, los desarrolla en un plano físico, en el plano más lento, más denso y de mayor margen de error.


La humanidad es pues, ese CAR-MEN=55, esa expresión de la realidad a través de la cual se conecta a la VIR-GEN=77, a ambos sietes. Y ahora vamos a ver algunas cualidades de esa estructura lógica de eso que se expresó como mística.


Según el mito, la Virgen del Carmen es la que “saca a las almas del Purgatorio”. Cuando yo veo esto, me pregunto ¿qué lógica hay detrás de lo que está expresando el inconsciente colectivo a través de esa mística?


Purgatorio suma 147, es decir, toda la parte izquierda de la calculadora. Es donde está, en la plantilla, la pregunta negada, el NO que no puede activarse. No puedo decir NO a las exigencias de perfección del diseño. Y me convierto en izquierda herida. Me pongo un PAR-CHE: no soy perfecto pero puedo parecerlo. Quiero estar a la PAR del diseño. Comienzo a meter cosas debajo de la alfombra, todo lo supuestamente “incorrecto”. Pero a la vez ¡vivo en un plano donde todo me da error! Es más, he sido codificado para dar error. Y ante esto, ¿mi humano es responsable de “quitarse ese código que le da error” para volverse perfecto? Algo no funciona ahí….


Así que ¿qué significa que la Vir-gen del Car-men saque a las almas del purgatorio?


El purgatorio, según la Iglesia, es el lugar donde van las almas a purificarse de sus errores, “hasta ser lo suficientemente perfectos como para poder entrar en el cielo”… ¡Y de repente… lo vi! Salir del purgatorio era el asumirse CAR-MEN, es asumirme como vehículo humano que viene a transitar el error, al plano más lento, más denso y con mayor margen de error, para que 7 nada pueda explorarlo a través de ese vehículo que conecta con 7-todo. Car-men, el vehículo humano asumido, es lo que nos saca del purgatorio. Porque en el purgatorio estamos siempre que no nos sentimos lo suficientemente perfectos, adecuados, buenos, inocentes...


Quien nos da la estructura de “estar en el purgatorio” es la demanda de plano 4 que exige que seamos perfectos. Y nosotros entramos en ese juego porque no comprendemos nuestra posición adentro del desdoblamiento. Se nos ha separado de nuestra naturaleza, verdad y misión de humano, de la Tierra y de la nada y del vínculo entre ambos, para hacernos “mirar al cielo”. Al mirar al cielo (buscando una “virgen liberadora”, nunca nos vemos demasiado perfectos, y por tanto, siempre estamos en un estado de purga, en un purgatorio interno, en una necesidad interna de perfeccionarnos lo suficiente como “para poder entrar en otro estado de nivel superior y poder ser más felices, al sentirnos más adecuados”.


Pero ¿y si de repente comprendemos que somos CAR-MEN? ¿Qué somos el vehículo humano para transitar el error? ¡No somos 4 ni 7! Y por tanto, esa exigencia de perfección, sencillamente, ¡no nos corresponde a los humanos! Y si no nos corresponde, ¿por qué no atrevernos a decir NO a esa voz interna que exige perfección y superación continua?


Salir del purgatorio es asumirnos como vehículo humano que está en misión de transitar el error. Es asumir la máxima vulnerabilidad y, por tanto, asumir que no nos corresponde a nosotros cancelar todos los programas con los que hemos sido codificados para poder cometer error. ¡Me asumo incompetente para poder ser valiente, para poder ser eficiente, capaz, bueno, etc, etc, etc…! Solo soy… ¡CAR-MEN!, el vehículo humano vinculando a 7 todo y 7 nada. Y asumo mi máxima vulnerabilidad. No tengo que ser el mejor, ni luchar por superarme en nada, ni quitarme mi imperfección. No me compete a mí esa superación, pues he sido codificado para precisamente vivir el error, para tener miedos, para tener deficiencias…


El problema no ha sido la vulnerabilidad que nos brinda la capacidad de errar. Sino el querernos salir a ser otra cosa, el rechazo del error, la exigencia de tener que hacerlo bien, de tener que perfeccionarnos, de tener que intentar superarnos. Eso ha sido el infierno y el purgatorio aquí en la Tierra. Por eso la estructura lógica Vir-gen del Car-men, cuando se asume de manera consciente y se desvincula de la mística, nos saca de ese purgatorio interno (otra estructura interna proyectada afuera) en el que estamos atrapados mientras esperamos a ser lo suficientemente perfectos como para poder entrar en un cierto grado de “felicidad”.


Así, hoy, día de la festividad de la Vir-gen del Car-men, podemos utilizar eso que fue místico para ver la parte lógica y asumir el potencial que nos brinda. Me asumo CAR-MEN, vehículo humano de la Tierra explorando el mayor margen de error. ¿Le molesta a alguien mi imperfección?


IM-PERFECCIÓN


MI-PERFECCIÓN


Soy perfecto en mi imperfección porque fui diseñado para transitar la imperfección.


La VULNER-ABILIDAD me da la habilidad.


16-7-2018


197 -168


GAP 29 (INFIERNO=92)


5ª etapa: 687: el potencial (6) del INOCENTE=87


Suma total de frecuencias desde 2012: 7666 (76= mística. La mística toma todo el potencial al poderse ver desde la lógica. 666, el día-abló) Día 2101 de CG. (circuitos para la riqueza=101)


ASUMIRNOS CAR-MEN ELIMINA EL ES-CAR-MIENTO


Ayer recibí un mensaje de una amiga colombiana comentando y agradeciendo este desarrollo que se había abierto sobre esta estructura lógica de la Virgen del Car-men (el artículo de más abajo, por si alguien llega de primeras a este post). Ella me decía que esto le ayudaba a decir No a esa dualidad de premio-castigo, donde el humano se ve obligado a apostar por su propia perfección. Y me ponía la palabra ESCARMIENTO. Al humano se le escarmienta, es decir, se le castiga, se le culpa por errar. Y la propia palabra es casi como una burla al propio humano: ES-CARMEN pero te MIENTO. Hay un reconocimiento de que eres un vehículo humano que comete error, pero te miento, y te castigo por cometerlo. Me parece maravilloso poder ver cada vez más cuadritos...